Al parecer usas adblock. Para poder mantener este sitio necesitamos poner estos pequeños banners. Por favor, desactiva tu adblock en nuestra web. No es ningún esfuerzo y para nosotros supone mucho.

Foro Misterios y ufología - Descubriendo lo oculto

Misterios sin resolver, ufología, extrarrestres, misterios del santo rosario y mucho más.

  1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies. Más información.

Perdi Mi Brazo Derecho

Tema en 'Ufología' iniciado por vanessa23, 25 Ene 2019.

  1. vanessa23

    vanessa23 Member

    Registrado:
    10 Nov 2018
    Mensajes:
    31
    Me Gusta recibidos:
    1
    Puntos:
    6
    Género:
    Femenino
    Profesión:
    no tengo aun...
    Ubicación:
    Argentin,cordoba
    Este es Alan, un muchacho ordinario con una historia algo inusual. Últimamente ha habido muchos cambios en su vida, y le gustaría contártelos. Él era un joven absolutamente normal, su vida no era muy diferente del resto: escuela, amigos, deportes, pasatiempos. Hasta que le ocurrió algo malo; luego de eso, estaba seguro de que su vida se había acabado. Perdió casi todo su brazo derecho de la manera más estúpida posible. Su papá estaba podando el césped, Alan pasó cerca, se tropezó con algo y se cayó justo debajo de la podadora cuando pasaba por ahí. No recuerda mucho más, estaba en estado de shock a causa del dolor. Se despertó en el hospital con mucho dolor, pero al menos ahora podía soportarlo. Encontró a sus padres sentados a su lado. Su mamá lloraba, y su papá estaba blanco como un papel. Fue ahí cuando descubrió que su brazo estaba literalmente despedazado, y que los doctores no habían logrado salvarlo. En ese momento, no se dio cuenta de lo que eso implicaba, simplemente estaba feliz de estar vivo. Más tarde lo entendió. Mientras se recuperaba en el hospital, comprendió que era incapaz de hacer cualquier cosa. Alan era diestro y estaba demasiado débil para coordinar la mano izquierda. Pero pronto le asignaron una especialista en rehabilitación. Ella le dijo que todo eso era normal, y que pronto se adaptaría, especialmente si seguía el programa de adaptación. También dijo que, pasado un tiempo, podría obtener un brazo prostético que lo haría parecer normal. Alan comenzó a entrenar en el hospital y continuó en su casa. Durante esa etapa, Alan no fue a la escuela. Tuvo que despedirse de cosas que le encantaban, como los deportes y la guitarra. Lo peor era que no se adaptaba ni un poco. No lograba hacer nada con el brazo izquierdo, no importaba si era escribir o vestirse, o comer con una cuchara. Se esforzaba mucho, pero la situación no mejoraba y él se sentía inválido. Pronto cayó en depresión. Sus padres hablaron con la doctora, y ella dijo que Alan necesitaba regresar a la escuela para tener algo de vida social. Pero aún no podía tener su brazo falso, era muy temprano. A Alan le daba miedo que sus amigos lo vieran así, quién sabía cómo se lo tomarían. Al final, no resultó ser tan malo, aunque ya no podía hacer las mismas cosas de antes con ellos. Además, como su mano izquierda seguía siendo inútil, tenía que pedirles ayuda todo el tiempo. Lo peor de todo fue que, durante su ausencia, una chica nueva había llegado a la escuela. Le gustó mucho apenas la vio. Alan intentó salir de su caparazón e invitarla a salir. Si hubiera estado bien, quizás habría tenido alguna oportunidad. Pero lo único que recibió de ella fue una mirada consoladora, una sonrisa y la frase: "Sabes, Alan, creo que mejor no. Bueno, seguro lo entiendes". Se fue y lo dejó ahí, como un completo idiota. Eso no fue nada agradable para Alan, estaba transitando un momento muy oscuro de su vida. Era como si estuviera esperando pasivamente a acostumbrarse a su nueva condición. Un día, llegó el momento de que le instalaran el brazo protésico, pero, como aún era incapaz de utilizar bien la mano izquierda, no era un gran consuelo. Alan había leído mucho acerca de esos brazos biónicos que sustituyen por completo los movimientos del miembro perdido. Uno de ellos hubiera sido la solución perfecta para él. Pero su familia nunca había sido muy rica y, por más que trabajara duro, no podría comprarlo hasta dentro de muchos años. Pero, un par de días antes de ordenar el brazo falso, Alan llegó a su casa de la escuela y descubrió que le habían organizado una fiesta sorpresa con todos sus parientes, amigos y vecinos. Él no entendía nada: aún faltaban cuatro meses para su cumpleaños. Cuando le explicaron lo que ocurría, se quedó sentado de la sorpresa y no pudo decir una sola palabra. No lo podía creer. Su familia había reunido dinero con la ayuda de todas las personas que conocían, y con eso le comprarían el brazo biónico. ¡Se convertiría en un ciborg! Definitivamente, ese fue el día más feliz de su vida. ¡Cuando Alan regresó a la escuela con su nuevo brazo biónico, se convirtió en una estrella! Ya había entrenado bastante y era capaz de hacer movimientos de lo más finos con él. Tenía a todos sus compañeros de clase a su alrededor, le pedían una y otra vez que les mostrara cómo funcionaba. Sus amigos estaban orgullosos: cada uno de ellos había donado sus ahorros para hacerlo feliz. Hasta obtuvo un nuevo apodo... ¡Terminator! Suena bien, ¿eh? La cereza del pastel fue que esa chica que tanto le gustaba se le acercó y le dijo: "¿Tu propuesta sigue en pie? ¿Te gustaría salir? Podrías enseñarme cómo funciona". Alan se respetaba mucho, así que su respuesta fue: "Creo que mejor no. Bueno, seguro lo entiendes". ¡Ahora que Alan es Terminator, sabe que no tiene sentido rendirse si tienes personas que te apoyan y te desean felicidad!
     
Cargando...
Temas similares en el foro - Perdi Brazo Derecho Foro Fecha
LA ATLÁNTIDA, EL CONTINENTE PERDIDO Historia 24 Mar 2019

Compartir esta página

OK Más información

Esta web utiliza cookies. Haciendo clic en OK, aceptas el uso de cookies.